Socios

Solo se avanza muy deprisa, pero en equipo se llega mucho más lejos.

Andrés García Ramón

Andrés

Soy abogado del Ilustre Colegio de Abogados de Valencia desde 2011 y desempeño mis funciones en el campo del derecho civil.

Comencé mi carrera profesional en el despacho familiar, del que me empapé de la experiencia y elegancia propia de los despachos tradicionales. En estos primeros años de práctica profesional, desarrollé un espíritu de respeto al Derecho y al cliente, además de adquirir toda la competencia jurídica que te otorga la experiencia. En estos años, la principal figura en mi desarrollo profesional fue Amparo Ramón, una excelente abogada todavía en ejercicio, a la que sigo llamando para disfrutar de charlas y debates jurídicos.

En 2014 decidí iniciar una nueva aventura y abrí mi propio despacho, que recibió el nombre de Eixample Abogados. Este cambio me permitió madurar profesionalmente, buscar nuevas inquietudes y fronteras, y mejorar tanto en lo jurídico como en la gestión y organización de recursos del despacho.

Y, como nos ocurre a la mayoría de abogados, fueron mis propios clientes los que decidieron que me especializase en asuntos bancarios. Siempre me gustaron los números y, de acuerdo con el momento social que vivíamos, me contrataron numerosos clientes para dirigir asuntos de las ya famosas preferentes, de acciones, de cláusulas suelo, de hipotecas multidivisas, de gastos de formalización, o de negociaciones hipotecarias.

Este constante trato con la banca me permitió dominar su lenguaje y su forma de trabajar, lo que me ha ayudado a ser eficiente en las gestiones de patrimonio. En consecuencia, hoy dirijo múltiples asuntos patrimoniales, trabajo en la rama del Derecho Concursal y tengo la titulación de Administrador.

No obstante, frente a la frialdad de los números y bancos, siempre he considerado que un abogado debe ser cercano. Por ello, nunca he abandonado los asuntos civiles, que son los que realmente te unen al cliente. Me gusta el Derecho de Familia, me gusta la contratación, me gusta relacionarme con la contraparte para tratar de dar con una solución amistosa, y también me gusta verme en Sala defendiendo al cliente delante del Juez. En definitiva, profesionalmente, es el Derecho Civil lo que me llena.

Con los años, tuve la gran oportunidad de asociarme con Raquel Pérez, una abogada experta en propiedad intelectual que me abre la mente y me ayuda a seguir mejorando profesional y personalmente. Desde entonces, compartimos despacho, valores, metodología de trabajo, inquietudes, bastantes éxitos y algún fracaso y, en definitiva, disfrutamos diariamente viendo crecer nuestro despacho.

Raquel Pérez Peña

ABE1CCC0-EFC2-4A04-80F0-011F469069FB

Soy abogada ejerciente, miembro del Ilustre Colegio de Abogados de Valencia. Mi área de especialización es la propiedad intelectual e industrial y la protección de datos.

Aunque vivo en Valencia desde hace ya más de cuatro años, soy de Madrid y fue allí donde comenzó mi carrera profesional. Trabajé en la multinacional Vodafone y descubrí el mundo de la protección de datos, tan denso y cambiante como interesante. También aprendí a gestionar la actividad societaria de las mercantiles que componían la multinacional en España, lo que me ayudó a acercarme al derecho societario.

Tras ello, apareció una nueva oportunidad en una empresa del sector del entretenimiento, Viacom International Media Networks. Aunque a primera vista no suene familiar, es la empresa detrás de los canales de televisión MTV, Nickelodeon, Comedy Central y Paramount Channel. Mi experiencia allí fue muy enriquecedora y descubrí una pasión por el derecho de propiedad intelectual que a día de hoy mantengo. Además, tuve la oportunidad de organizar grandes eventos musicales, tratar con artistas del sector y vivir experiencias emocionantes, rodeada de muy buenos compañeros y de estupendos profesionales.

Pero decidí cambiar de ciudad y de ámbito. A pesar de que estaba contenta en Madrid, creí que cambiar de ciudad, de sector y de modo de vivir iba a aportarme aún más felicidad.

Y así fue. De la mano de mi compañero y socio Andrés García Ramón (y digo de la mano, porque literalmente me acompaña en todo lo que hago, me apoya y me ilustra) me inicié en el mundo del ejercicio de la abogacía. Aunque muchos hemos sido abogados de empresa en algún momento, la realidad es que, hasta que no se ejerce, uno no se siente un Abogado con mayúsculas. Al menos así lo siento yo.

Practicando la abogacía se aprende que los conflictos se deben afrontar. Solamente desde la práctica te das cuenta de que, para hacer un buen trabajo, hay que comprender a tu cliente y también a la parte contraria, que las negociaciones muchas veces son fructíferas, que no todo se soluciona con una demanda y que lo importante es solucionar un conflicto. También me ha enseñado que los asuntos civiles son interesantes siempre o que es más importante que los matrimonios separados busquen una solución de mutuo acuerdo y no que acaben teniendo que verse en los tribunales y, en definitiva, que un cliente satisfecho es nuestra mayor recompensa. La abogacía me ha enseñado que los abogados tenemos el gran reto de buscarle una solución real a cada problema, y eso es lo que busco con cada nuevo asunto que abordo en Eixample Abogados.

Explícanos brevemente tu asunto.

Nosotros nos pondremos en contacto contigo.


Nombre*

Correo electrónico*

Asunto

Acepto la política de privacidad*

©2015 Eixample Abogados. Todos los derechos reservados

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?