Acciones de Bankia. ¿Se puede recuperar el dinero invertido? Por qué, cuánto, quiénes y cómo.

Acciones de Bankia

Imagen: www.alertadigital.com

Rodrigo Rato tocó la campana y las acciones de Bankia salieron a bolsa. En ese momento, miles de inversores minoritarios compraron acciones de la entidad financiera por el precio de 3,75 € cada una de ellas, confiando en que los beneficios iban a ser inmediatos o que, cuando menos, las pérdidas serían acordes con el funcionamiento habitual del mercado bursátil.

Pronto se vio que no sería así, las acciones de Bankia y la entidad financiera se desplomaron en diez meses. En resumidas cuentas, los que habían confiado en la solvencia de Bankia vieron cómo sus inversiones se reducían a una velocidad de vértigo, que se tenía incluso que inyectar dinero público en la entidad, y que cada paquete de 100 acciones se convertía en 1 debido a la ampliación de capital. Es decir, la solvencia de Bankia había sido un fiasco.

La pregunta que se hace la gente es por qué pueden reclamar los accionistas de Bankia. Está claro que todo el que invierte en bolsa corre cierto riesgo de ganar o de perder dinero dependiendo de que las acciones suban o bajen de precio, por tanto, ¿Por qué ellos sí que tienen derecho a recuperar su dinero y los que invierten en acciones de otras entidades no? O, dicho en otras palabras:

¿Qué especialidad tienen los inversores en Bankia? 

Bien, pues los que compraron acciones de Bankia tienen la especialidad de que Bankia no fue sincera con su solvencia.

La entidad salió a bolsa con unas cuentas falseadas o, al menos, incorrectas, en la que se posicionaba como la financiera líder del país, con beneficios de cientos de miles de millones de euros. Dichos datos los ratificaron y los mantuvieron hasta mayo de 2012, fecha en la que tienen que rescatar a la entidad y en la que se concluye que Bankia lo que en realidad tenía eran unas pérdidas descomunales.

Es fundamental conocer el estado económico de la entidad cuando se decide invertir en sus acciones y, por tanto, la venta fue irregular. Esta particularidad es la que permite a los accionistas a recuperar su dinero.

¿Cuánto dinero se puede recuperar?

Todo.

La contratación es defectuosa porque ha habido información falsa y, en consecuencia, se debe regresar a la situación anterior. Es decir, Bankia queda obligada a la devolución del dinero y el inversor tendrá que devolver las acciones a Bankia.

¿Quién puede recuperarlo?

Cualquier inversor.

Esta es la pregunta habitual en las primeras visitas al despacho debido al importante despliegue mediático de las participaciones preferentes. Si bien es cierto que en las preferentes era muy importante el perfil del inversor, este aspecto es irrelevante en la suscripción de acciones de Bankia.
La diferencia radica en que las preferentes se anulaban en base a que se trataba de un producto complejo que el cliente no era capaz de comprender porque no tenía conocimientos específicos de productos bancarios. El ejemplo típico es el de la pareja de ancianos que habían sido empujados a comprar preferentes, siendo evidente que no comprendían el producto. En cambio, las acciones son un producto mucho más sencillo, y se declaran nulas porque la información suministrada es falsa. Ello nos lleva a que todos los inversores han sido engañados -con la única excepción de quienes efectivamente falsearon las cuentas-.

¿Cómo puedo recuperarlo?

El dinero invertido se está recuperando por vía judicial.

Los jueces tienen claro lo que ha pasado en la salida a bolsa de Bankia y las sentencias favorables con expresa condena en costas son cada día más frecuentes. Los costes del procedimiento suelen pactarse en una cantidad fija y otra variable dependiendo del éxito y, en caso de que efectivamente se condene en costas a Bankia, ellos serán quienes deberán abonarlos.

Nuestra recomendación a los afectados de acciones de Bankia es que lo lleven adelante cuanto antes.

Efectivamente, se están ganando y cobrando y, por desgracia, el procedimiento judicial ya es lo bastante lento como para que nosotros provoquemos que se demore aún más.

En este despacho sabemos que lo importante no es solamente ofrecer soluciones legales, sino ofrecer soluciones reales, lo que nos hace tener muy claros los intereses del cliente para tratar de adaptarnos a lo que más les conviene en la práctica. Trabajamos con la premisa de garantizar conocimientos, eficiencia y, sobre todo, rentabilidad. Y desde luego que, viendo los resultados que están dando las demandas por las acciones de Bankia, es rentable acudir a la vía judicial para recuperar lo invertido.

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

©2015 Eixample Abogados. Todos los derechos reservados

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?